Olivar y aceite de oliva

CONCLUSIONES

El IX foro INIA "Olivar y aceite de oliva" ha reunido a investigadores, técnicos y empresarios del sector agroalimentario del olivar y el aceite de oliva.
En el foro participaron investigadores de diversos institutos públicos dedicados a la investigación como INIA, IFAPA (Andalucía), IRTA (Cataluña), IMIDRA (Madrid), INTAEX (Extremadura), Instituto de Agricultura Sostenible (CSIC), Estación Experimental del Zaidín (CSIC) e Instituto de la Grasa (CSIC), así como las Universidades de Zaragoza, Córdoba, Jaén y Sevilla y el centro tecnológico CITOLIVA que expusieron las líneas de investigación que realizan relacionadas con los siguientes temas: Mejora genética y biotecnología, técnicas de cultivo, sanidad y protección vegetal, técnicas de elaboración del aceite de oliva y calidad y pureza: química del aceite.
Las necesidades de investigación identificadas por las empresas y asociaciones asistentes se engloban en:
1. Control de enfermedades del olivo, partiendo de la producción de plantones en vivero. Se demandan estudios que pongan a punto la producción de planta micorrizada en vivero, tratamientos con Trichoderma, métodos para producir planta libre de enfermedades (especialmente Verticillium) y estudios sobre el uso de sustratos inertes en la producción de plantones.
2. En campo, se priorizó la necesidad de encontrar nuevos productos que estimularan el enraizamiento e implantación sobre el terreno.
3. Debido a la escasez de materias activas autorizadas, existe un problema grave de control de plagas que no tienen un plaguicida eficaz autorizado para luchar contra ellas (como es el caso del barrenillo del olivo, frente al que sólo parece ser eficaz el dimetoato). Un problema derivado del Registro Único Europeo es que muchas materias activas han desaparecido y las que quedan se concentran en manos de muy pocas empresas por lo que, al no haber competencia, sube el precio de los fitosanitarios. En este contexto de disminución de materias activas autorizadas, se demanda encontrar un producto alternativo al cobre en la lucha contra hongos.
4. Se demandan estudios que apoyen una normativa para concretar el límite máximo de residuos para el aceite de oliva. Este límite existe en la Unión Europea pero no en mercados externos. En concreto, son problemas derivados de las materias activas clorpirifos y oxifluorfen. También se apuntó que el glifosato es bastante usado en algunas zonas, aunque no se suele analizar.
5. Son necesarios estudios que ayuden a mejorar los equipos de aplicación de fitosanitarios y cómo realizar sus controles reglamentarios, así como la maquinaria de recolección existente que ha de adaptarse a las características de las nuevas variedades precoces.
6. Mejoras a realizar en la fertilización. Son necesarias investigaciones para encontrar nuevos productos o métodos de fertilización que contribuyan al aumento del rendimiento. Estudios sobre cómo influyen los diferentes elementos fertilizantes en la calidad y producción.
7. Mejoras a realizar en el uso del agua para riego, cálculo de las dosis y distribución del riego. Influencia del riego deficitario y del estrés hídrico en la calidad final del aceite de oliva.
8. Estudios de caracterización del producto-olivar con los territorios. Estudios sobre la idoneidad de diferentes variedades en diferentes territorios (por ejemplo, cómo se comporta Arbequina en Andalucía).
9. En los métodos de obtención de aceite de oliva, se vio la importancia de realizar estudios sobre tiempos y molturación, así como sobre filtración y decantación. Sería interesante sustituir la centrifugación por la decantación, de forma que la materia orgánica se eliminara cuanto antes y no produjera degradación en el aceite.
10.  Necesidad de estudio del comportamiento de distintos tipos de aceites de oliva virgen extra en los procesos de fritura y otros procesos culinarios, para su valoración en su uso en la cocina, como alimento de calidad base de la dieta mediterránea.
11.  Métodos para evitar la formación de hidrocarburos policíclicos aromáticos (benzopirenos) en el proceso de elaboración de aceite de oliva virgen.
12.  Cuáles son las causas de la pérdida de los afrutados de los aceites de oliva virgen extra en distintas campañas, así como la posible disminución conjunta de otras propiedades. Otros factores además de la climatología.
13.  Estudio de componentes del aceite de oliva:
1. Existen casos anómalos en los que un aceite tiene componentes (ácido hectadecenoico, campesterol, ácido linoleico, eritrodiol, ácido palmítico) con valores fuera de los límites establecidos en la norma para los aceites de oliva. En estos casos, sería importante contar con una analítica complementaria para demostrar la autenticidad de estos aceites.
2. Ésteres alquílicos: a pesar de su inclusión en la norma de calidad de los aceites, se sabe su relación con los procesos fermentativos, pero aún se desconoce el origen en un gran número de casos, por lo que deben existir otros procesos que den lugar a su formación. Igualmente, la evolución en los distintos tipos de aceite, variedades, zonas geográficas, prácticas agrícolas y procesos de extracción que puedan afectar deben ser estudiados en profundidad.
3. Diglicéridos: dado el creciente uso de ciertos parámetros como criterios de calidad no reglamentados oficialmente, es necesario su estudio exhaustivo, cómo se originan, las causas y la evolución que puedan sufrir a lo largo del tiempo y las condiciones reales de distribución y venta.
4. Pirofeofitinas: al igual que en el caso anterior, es necesario su estudio previo al establecimiento de límites normativos que no se ajusten a la realidad y se traduzcan en trabas a la hora de la comercialización exterior de nuestros aceites.
5. Polifenoles: es un importante argumento de venta para determinados aceites de oliva virgen y variedades, principalmente tras la reciente publicación de las alegaciones de salud relacionadas con una determinada ingesta diaria de estos antioxidantes. No obstante, para evitar la competencia desleal y un mal uso de esta importante información, es imprescindible un consenso en el método empleado para su cuantificación, legalidad del uso de estos conceptos en la publicidad y etiquetado, un mayor estudio en esta área que permita valorizar aún más el aceite de oliva virgen de calidad frente al resto de aceites vegetales y una correcta información al consumidor que le permita elegir el producto deseado con el mayor conocimiento y veracidad.
14.  Comportamiento de los parámetros de calidad y antioxidantes como la vitamina E (alfa-tocoferol) en los aceites de oliva vírgenes que se exportan a países nórdicos o a países en los que durante periodo de tránsito hay cambios bruscos de temperatura y cómo pueden afectar a la vida útil del mismo.
15.  Métodos para reducir la cantidad de agua en el aceite y para la determinación de humedad (niveles<0.05 %) en aceites de oliva vírgenes extras filtrados.
16.  Estudio de la posible presencia de bisfenol-A y ftalatos en aceites de oliva vírgenes envasados. En otros países ya se está regulando y sería necesario tener más conocimiento de la transferencia de estos compuestos al aceite.
17.  La necesidad de la transferencia de los avances científicos al sector podría realizarse por la creación de una gran plataforma-soporte con los avances, incluyendo un sistema de aviso de incorporación de nuevos estudios.
18.  De la Oficina Española del Cambio Climático (Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente) señalan como prioritarias, investigaciones que eviten las emisiones de NH3 y NO2, mediante nuevas técnicas de manejo de suelo y de aplicación de fertilizantes tanto orgánicos como inorgánicos. En cuanto a la maquinaria, demandan equipos que ayuden a reducir el consumo de combustibles con una mejor eficiencia. Señalan también la necesidad de investigaciones sobre el uso de biocombustibles para maquinaria. En la producción de aceite, son prioritarios, en la mitigación el cambio climático, la mejora de la eficiencia energética de los procesos y la búsqueda de soluciones a los residuos derivados de la extracción del aceite como huesos de aceituna o alperujo y estudios sobre el cálculo de la Huella de Carbono
19.  En los momentos actuales, la Dirección General de Industria Agroalimentaria (Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente) está interesada, fundamentalmente, en dos aspectos que afectan al sector productor y envasador:
  Detección del aceite desodorizado (Soft deodorization) en el aceite  virgen de oliva.
  Desarrollo de un método que complemente al panel test en muestras conflictivas.